Plan de Estudios

El Diplomado está estructurado en base a cuatro módulos, de los cuales, los tres primeros se implementan en orden progresivo, mientras que el cuarto es un módulo transversal a partir del segundo módulo, trabajado de modo continuo a lo largo del desarrollo del diplomado.

Malla Curricular

  • Marco para entender y analizar las interacciones pedagógicas
    Este tiene por objetivo sentar las bases conceptuales para poder trabajar, en los siguientes módulos, en el análisis, comprensión y mejora de las interacciones en el aula. En este sentido, se revisan modelos de aprendizaje, conceptos como el de “zona de desarrollo próximo”, “inteligencia”, “mediación”, “interacciones”, etc.

  • Estrategias mediadoras para el desarrollo cognitivo y socioemocional
    El módulo se adentra en la propuesta de análisis y reflexión acerca de las interacciones. Se revisan las bases de la “Experiencia de Aprendizaje Mediado” y del instrumento CLASS. Asimismo, se revisa cómo dialogan estas propuestas con los currículos vigentes.

  • Funciones del pensamiento, lenguaje y creatividad
    Este presenta algunas propuestas específicas para interactuar en la sala de clases, que fomentan el desarrollo de las funciones cognitivas, la creatividad y el lenguaje verbal. Por ejemplo, se revisa la propuesta de recontextualización de los conceptos que los propios niños y niñas traen a la sala (interculturalidad), tanto como los conceptos de lenguaje académico y discurso descontextualizado que, se propone, deberían fomentarse en las salas de párvulo (nivel medio y de transición).

  • Reflexión y acción sobre las interacciones pedagógicas
    El último módulo tiene por objetivo enseñar a los docentes a aplicar el modelo de investigación-acción a las interacciones pedagógicas que sostienen con sus estudiantes en la sala. Para ello, este módulo entrega herramientas conceptuales (reflexión sobre la práctica, investigación-acción) que, luego, junto con lo aprendido en los módulos anteriores, se aplican sobre las propias interacciones.

En términos metodológicos, el cronograma está diseñado para que el primer módulo entregue una base teórico-conceptual que permita comprender, en general, los demás módulos del diplomado. El segundo y tercer módulo, al replicar su diseño permiten que el cuarto módulo (transversal) tome los contenidos trabajados allí, y los utilice como base para implementar ciclos de investigación acción sobre la propia práctica de los y las profesoras.

Cada módulo toma elementos de los demás, lo que permite que los estudiantes, por medio de la reflexión pedagógica intencionada a lo largo del diplomado, realicen transferencia de conocimientos al aplicar los contenidos en distintos contextos dentro de las aulas de clases donde se desempeñan profesionalmente.